lunes, 6 de marzo de 2017

El curioso incidente del perro a medianoche-Mark Haddon






Título: El curioso incidente del perro a medianoche

Autor: Mark Haddon

Editorial: Salamandra

Número de páginas: 268

Año: 2003

 

            **Reseña publicada originalmente en el site Mi Nueva Edad.

 https://www.minuevaedad.com/actualidad/2017/3/1/el-libro-del-mes-el-curioso-incidente-del-perro-medianoche/

 

UNA INVESTIGACIÓN PSICOLÓGICA

            Christopher Boone es un muchacho de quince años con un síndrome que puede asociarse al autismo o al Asperger, aunque en la novela el trastorno nunca se llegue a mencionar como tal. Christopher está lleno de manías y de TOCs: no soporta ciertos colores, necesita unas rutinas férreamente desarrolladas, tiene una gran incapacidad para comunicarse y demostrar sus sentimientos, puede reaccionar de una forma violenta y vive en un mundo propio y aislado que entra en conflicto cuando intenta relacionarse con los adultos. Sin embargo, posee una inteligencia asombrosa: recuerda una interminable serie de números primos (hasta el 7.507), se sabe al dedillo todas las capitales del mundo y posee una prodigiosa memoria fotográfica.

            Si añadimos que Christopher aborrece la mentira por encima de todo, circunstancia que le cuesta demasiados disgustos y malentendidos, y que su mascota es una rata, nos encontramos ante un poderoso personaje surgido de la pluma del británico Mark Haddon, un autor especialista en literatura infantil que debutó con esta obra en el género adulto. Por eso, la novela está narrada en primera persona, en la voz del muchacho, dictada desde su mente, una mente que trabaja con pensamientos complejos y extrae unas conclusiones rocambolescas (pero no exentas de razón) que plasmará en un diario que escribe por recomendación de su terapeuta. Ese es otro de los aciertos del libro, que inserta dibujos, esquemas y diagramas realizados por el muchacho, salpicado de figuritas y anotaciones que lo hacen muy ameno y divertido.

            El título hace referencia a un cuento de Sherlock Holmes, concretamente al relato Estrella de plata, un detective que Christopher admira. Por ello, el muchacho no duda en iniciar una pequeña investigación para averiguar quién ha matado al perro de una vecina. Nos encontramos con una novela de misterio, o eso parece, pero las andanzas detectivescas del protagonista no son más que una excusa para que se desencadene la acción, donde lo verdaderamente importante es asistir a cómo el mundo de Christopher, repleto de normas y rutinas, se ve puesto patas arriba hasta culminar en un delirante viaje del muchacho en el transporte público de Londres.

            La colisión entre la percepción de Christopher y el mundo real, junto a la sencilla y rápida forma de escribir de Mark Haddon, ponen en pie una novela veloz, repleta de un humor ácido que no deja lugar al aburrimiento. Su estructura fácil, acompañada de la personalidad brillante e hilarante de su protagonista, convierten al libro en la odisea apasionante de un chico que lucha por superar sus propias trabas en pos de encontrar respuestas y, finalmente, hallar su propia identidad.