miércoles, 10 de abril de 2013

Vida del ahorcado - Pablo Palacio


 DESDE LA LOCURA A LA REDENCIÓN (O NO)

Posee el texto de Palacio un sentido del humor irónico, cínico, ácido y destructivo que ensambla la novela que, en principio, aparece como una construcción poliédrica repleta de aristas punzantes: son estos ángulos descarnados, en donde la sonrisa se hiela, los que se alternan con piezas suaves y curvadas que encajan unas con otras para que al final, el lector, un personaje más, logre confeccionar el tapiz narrativo.

Nada es en este texto lo que parece, nada se puede leer como está escrito. Valga el ejemplo del capítulo titulado “Odio” que, precisamente, atravesado de un extraño humor negro, habla del amor más extremo. Será dentro de ese código irónico (ironía paródica y sumada a fragmentación: curiosamente, una de las señas de identidad de la novela más actual de la post-posmodernidad) por donde deambule el personaje protagonista, a quien todo le sucede en clave de tragicomedia, que todo lo interpreta desde una visión extraordinariamente afilada, con unos alfilerazos de humor crítico, asfixiante: la visión periférica y desangelada de un ahorcado.

Esta visión de ahorcado se despliega en diferentes planos que corresponden a distintas narraciones lineales que Palacio luego ha fragmentado de forma inmisericorde, añadiéndole, así, una burla más al texto en su construcción, presuntamente, caótica. Si nos fijamos con detenimiento, podemos seguir el rastro de esa linealidad: Andrés Farinago  se despierta un día y descubre que es un ser asocial, alienado, y que no encaja (burla al estilo de vida urbano). Decidido a formar parte de la sociedad, asume un rol comprometido y combativo (burla a los sindicalistas, a los obreros, a las Grandes Ideologías que nada consiguen cambiar), pero no encontrará aceptación sino casándose e integrándose en una inofensiva unidad familiar (con dosis de humor, casi de sainete, conoce a Ana, se casa con ella, le proporciona una prole, y la vida familiar lo asfixia). Tiene un hijo, y entonces siente el mayor de los fracasos, entiende que no hay futuro, que el hombre no escapará jamás de su alienación y extrañamiento (pintados en el texto con toques de humor expresionistas y surrealistas, con fases del absurdo que recuerdan a Ibsen) y decide matar al niño. Después, es detenido, pasa un tiempo en la cárcel recordando algunos aspectos de la vida y la sociedad tan amargos como cargados de sátira, es juzgado en un disparate de juicio, condenado y ahorcado en un bosque… desde el cual recuerda partes de la historia, repletas de amargura y de cinismo.

Valga esta reconstrucción de la linealidad ocultada para culminar la novela con la gran broma que se le hace al lector: aparentemente, todo vuelve a empezar… entonces, descubrimos en las últimas palabras la burla definitiva: quizás todo el texto no fue sino el discurso de descargo del condenado frente al tribunal, un tribunal del cual el lector forma parte. Si elegimos la absolución de Farinago la novela acabará aquí. Pero si condenamos al ahorcado… volveremos a situarnos en la primera línea de la novela porque con nuestro veredicto de culpabilidad nos colocamos entre la masa, formamos parte de la plebe, somos borricos que se mueven en la noria circular, condenados a repetir la alienación una y otra vez, una y otra vez…

¿Es Farinago un loco? O, acaso, no será el loco quién se tome la realidad con las mayores dosis de humor…

Esperpéntico, disolvente, caústico, fractalizado, algo kafkiano (por qué no)... Al fin, lúcido y deslumbrante como la locura.

 

 





4 comentarios:

  1. Acabamos de editarlo en la Argentina, ya habíamos sacado Débora y Un hombre muerto... va link http://www.joseahenrique.blogspot.com.ar/2013/12/vida-del-ahorcado-novela-subjetiva-y.html

    ResponderEliminar
  2. Veo el link de inmediato, visito el blog, y te agradezco el comentario, y me alegro de que allá en Argentina se edite la obra de tan magnífico escritor, y en concreto de esta novela que es su obra maestra, gracias por leer y comentar José Henrique, y un afectuso saludo.

    ResponderEliminar
  3. Primera parte:
    NO ESTIMO QUE SEA LA LOCURA DE PALACI O LA DE FARINANDO COMO EJE DE LA NARRATIVA EN P. PALACIO. SI SE LEE CON DETENIMIENTO, LA OBRA PALACIANA, PODEMOS OBSERVAR QUE P. PALACIO HUYE DE PERTENECER A LA VANGUARDIA LITERARIA ECUATORIANA EN DONDE LOS ESTUDIOSOS Y CRÍTICOS LO HAN UBICADO. HACIA 1933, P. PALACIO, ES SERIAMENTE OBSERVADO POR JOAQUÍN GALLEGOS LARA, JEFE DEL PARTIDO SOCIALISTA ECUATORIANO, QUIEN MANEJABA LOS CÁNONES IDEOLÓGICOS Y DE TÉCNICAS Y RECURSOS LITERARIOS, POR LO QUE OBSERVA A PALACIO QUE LO HAGA ASÍ, A SU MODO Y ESTILO, UNA LITERATURA DE CARTEL. HAY MUCHOS TEXTOS Y TEORÍAS DE PALACIO QUE MARCAN QUÉ ES LA LITEEATURA: CORRESPONDENCIA CON CARLOS MANUEL ESPINOSA, 1933; ESQUEMA GENÉTICO DE LA DIALÉCTICA; ESTUDIO DE LAS PALABRAS 'VERDAD' Y 'REALIDAD; ESTUDIO DE LOS FRAGMENTOS ORIGINALES DE HERÁCLITO DE ÉFESO, AMÉN DE LA PUBLICACIÓN DE ESTE LIBRO EN ZIG-ZAG DE CHILE; EL DESARROLLO DE LA FILOSOFÍA -EN SU CALIDAD DE PROFESOR DE FILOSOFÍA Y DECANO DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL, QUITO-. EN SUS OBRAS: LA VIDA DEL AHORCADO, DÉBORA, UN HOMBRE MUERTO A PUNTAPIÉS, LA ÚNICA Y DOBLE MUJER, PRIMERO MUJER, LUEGO POLLO FRITO, CUENTO, SIERRA, ETC, EN CADA UNA DE ELLAS, EL AUTOR SE PROPONE PONER AL ESCRITOR DENTRO DEL ESCRITOR, EL NOVELISTA DE CARA AL NOVELISTA. DE ENTRADA, P. PALACIO, RENIEGA DECISIVAMENTE UBICARSE O DESARRO-LLAR EL PROSELITISMO POLÍTICO, UBICAR EL TRATAMIENTO DEL SEXO COMO PASIÓN ROMÁNTICA, NUNCA EL SEXO COMO EXHIBICIÓN O DESCRIPCIÓN DE CUERPOS DESNUDOS, NI SIQUIERA COMO MANIFESTACIÓN DE UN 'EROTISMO', AL ESTILO DE LAS DESCRIPCIONES Y TEORÍAS DE GEORGES BATAILLE; NO ATENCIÓN A LA RELIGIÓN. LA LITERATURA DE P. PALACIO NUNCA SE PRESTA A DESCRIBIR FERROTISMO DE CAUSAS SOCIALES, DE DENUNCIA, ETC., COMO LA NARRATIVA DE DENUNCIA SOCIAL. 'LA LITERATURA NO ES UNA SERVICIA DE LOS HORRORES DE LA CULTURA. LA LITERATURA ES Y DEBE SER PURA'. EN EL CONTEXTO DE SUS TEXTOS, POR EJEMPLO, EL ACOSO A OCTAVIO RAMÍREZ Y SU MUERTE, NO ES SINO UN PRETEXTO QUE AYUDA A LLEGAR A SU/UN OBJETIVO: EL SACRIFICIO TITÁNICO DEL SER HUMANO DE CARA AL LOGRO DE LA LIBERTAD, AL LOGRO DE QUE UN DERECHO HAGA JUSTICIA. DE IGUAL MANERA EN 'EL ANTROPÓFAGO', EL ATAQUÉ DE NICO TIBERIO PADRE A SU HIJO Y A DOLORES ORELLANA, SU ESPOSA, CON EL INSTINTO SALVAJE DE MATAR Y, COMO LOGRA SER REDUCIDO A UNA JAULA PARA LA EXHIBICIÓN DEL CRIMINAL, NICO TIBERIO, NO ESPERA SINO LA MUERTE. EN 'EL HUERFANITO', EL MENOR QUE BUSCA LA IDENTIDAD DE SU MADRE EN UNA POSIBLE TUMBA, Y COMO NO ENCUENTRA 'NI SIQUIERA LA IDENTIDAD DE SU MADRE', EL MENOR SUFRE TODAS LAS TRANSFORMACIONES BIOLÓGICAS Y PSICOLÓGICAS, Y MUERE.IGUAL, Y MÁS TRÁGICO, EL CASO DE ANDRÉS FARINANGO, PERSONAJE DE LA VIDA DEL AHORCADO, SE LO ENCUENTRA MUERTO, ATADO POR LOS TRAPOS DE SUS CORBATAS. ¿POR QUÉ FARINANGO ACEPTA LA MUERTE? COMO EL MEJOR SACRIFICIO FRENTE A LA 'INJUSTICIA' DE QUIENES ADMINISTRAN, NADA MENOS QUE LA JUSTICIA. EN CADA CASO, LA MUERTE DE CADA EPÓNIMO, AL MARGEN DE LA NARRA-TIVA DE CÁNONES, NORMAS Y PRINCIPIOS, SE SIENTA PALACIO, DESDE LA PRIMERA LÍNEA DE SUS TEXTOS, A DESCRIBIR LA IMPRONTA UNIVERSAL DE LA AUSENCIA DE JUSTICIA, ELLA, COMO HERÁCLITO DE ÉFESO, ES UNA 'DESGRACIA'.

    ResponderEliminar
  4. Segunda parte:
    NO SE PUEDE SER HOMOSEXUAL, NO PUEDE INFLUIR GENÉTICAMENTE LOS INSTINTOS DE ASESINATO -¿QUÉ ES Y COMO FUNCIONA EL PERFUME-, NO SE PUEDE MANIFESTAR INSTINTOS DE RELACIONES INCESTUOSAS, NO SE PUEDE SER EMPLEADO BANCARIO DE RANGO -¿CÓMO FUNCIONA J. K. DE KAFKA Y ANDRÉS FARINANGO DE PALACIO, NO SE PUEDE TENER INTENCIONERS DE ENAMORAMIENTO DE UNA MUJER -¿QUÉ REPRESENTAN ANA EN KAFKA Y EN PALACIO-, NO SE PUEDE ABRAZAR LA SOLEDAD Y LA ANGUSTIA EXISTENCIAL -¿QUÉ REPRESENTA CAMUS CON EL EXTRANJERO QUE AL EXTERIOR NO DEMUESTRA SENTIMIENTO DE PESAR POR LA MUERTE DE SU MADRE, Y CÓMO ACÚA EL HUERFANITO DE PALACIO?-. ¿ACSO EL HOMBRE NO PUEDE NI DEBE DESPLAZARSE A OTRA REGIÓN EN BUSCA DE TRABAJO? - -¿QUÉ HACE F. KAFKA Y P. PALACIO EN SIERRA?- EL DESVANDE DEL HOMBRE QUE SALE A OTRA PARTE PARA AHOGAR SU FUERZA DE TRABAJO Y LIBERTAD EN OTRAS REGIIONES GEOFÍ-SICAS QUE NI SIQUIERA ÉL LA CONOCE. PALACIO, CONFIGURA SUS PERSONAJES -DE CARA A LA MUERTE OBLIGADA-, EN TANTO NO HAY LEY QUE LOS AMPARE Y LOS PROTEJA -IGUAL QUE CAMUS, KAFKA, EMAR, SARAMAGO, CHÉJOV, IONESCO, PROUST, CÉSAR VALLEJO, DÁVILA ANDRADE, JULIO GARMENDIA, GODOFREDO ARLT, FELISBERTO HERNÁNDEZ, MACEDONIO FERNÁNDEZ, ETC. -LA LISTA DE ESCRITORES ES GRANDE-, EL HOMBRE SE ENTRONIZA COMO EJEMPLO DE SUPERRACIÓN Y BATALLAR PRO-PIOS. CADA CUAL ES UN 'PROMETEO': BUSCA SU LIBERTAD Y LA LIBERTAD DE LOS DEMÁS. EL DIOS NO PUEDE CASTIGAR A LA POBLACIÓN UNIVERSAL QUITÁNDOLE LA VIDA, LA INTELIGENCIA, QUITÁNDOLE LA RAZÓN DE SER DEL HOMBRE, SEGÚN HERÁCLITO DE ÉFESO. AL MUNMDO ES INADMISIBLE QUE LOS DIOSES -LOS JUECES- LE CONDENEN AL HOMBRE. NO EN VANO LOS ESCRITORES DE LA TALLA DE CAMUS, KAFKA, PALACIO, EMAR, ETC. ESTUDIARON A HERÁCLITO DE ÉFESO Y SUPIERON PROTESTAR TODA LA ANARQUÍA POLÍTICA, DE LA CUAL SE SIRVEN ACTUALMENTE, POR EL NACIONALISMO, TODOS LOS POLÍTICOS QUE ESTÁN EMPOTRADOS EN EL PODER. Fausto Aguirre / fausto.aguirre60@gmail.com

    ResponderEliminar